Los Loros es una aldea perteneciente al municipio de Solana de Ávila. El lugar está ubicado en el suroeste de la provincia de Ávila, muy cerca de las provincias de Cáceres y Salamanca. Su situación privilegiada se debe a que se encuentra en el interior del Parque Regional de la Sierra de Gredos. Un entorno de importante valor ecológico y de gran diversidad de flora y fauna. El nombre del pueblo hace referencia a un tipo de cerezo, ya muy escaso en Europa, el “cerezo laurel” o Prunus lusitanica.

El pueblo, se encuentra a 1.235 metros de altitud sobre el nivel del mar, rodeado de bosques de robles y castaños centenarios, algunos de sus ejemplares se encuentran entre los más viejos y frondosos del centro de la península ibérica.

El lugar está ubicado en la ladera de una montaña que genéricamente se llama el tremedal. El nombre de este monte hace referencia a tierras inestables, o que se desprenden.

Los orígenes del pueblo se remontan a la presencia musulmana y judía en la zona. En la actualidad, se encuentran empadronados 5 habitantes, de los cuales solo 2 residen de forma continua a lo largo de todo el año. No obstante, en los meses estivales su población se ve incrementada de forma temporal.

Su economía ha estado basada, tradicionalmente, en el sector primario, tanto en el ámbito de la agricultura como de la ganadería. Su ubicación, junto a un valle, ofrece un microclima que atenúa las inclemencias típicas de las zonas montañosas, permitiendo el aprovechamiento de distintos cultivos y árboles frutales, donde destacan los manzanos y los nogales. En los últimos años, el sector servicios ha ofrecido un nuevo dinamismo al lugar gracias a las casas rurales que se encuentran en la aldea.

Cercano al pueblo se encuentra el embalse de Santa Lucía, surtido por las aguas de la garganta del Endrinal, nombre que hace referencia a un tipo peculiar de planta que ya apenas se encuentra. A orillas del embalse y en las alisedas de la garganta, anidan cormoranes, patos y aves migratorias. En sus aguas hay trucha común y arcoíris, así como bogas y barbos. Es posible observar nutrias, siendo uno de los lugares del centro de España en los que aún subsisten. Dentro de los mamíferos que abundan por la zona se encuentran la liebre, el conejo, el jabalí, así como algunos zorros y ciervos dispersos.